Seleccionar página

Crear una versión mínima viable te permitirá probar el curso con tus suscriptores y rematar con ellos la validación del tema. Te asegurarás de haber acertado, pero no con suposiciones, sino con información real y de primera mano.

Antes de empezar, ¿qué te parece si damos un repaso rápido a los pasos que has seguido hasta llegar aquí?:

1. Has rastreado como una campeona y tienes localizados esos temas y dudas que siempre salen ✅

2. Has preguntado a tu cliente ideal: ¿Qué te impide empezar hoy mismo a (___)? (O algo por el estilo) ✅

3. Has analizado las respuestas y tienes claro el esquema del curso ✅

4. Has tanteado el tema y has comprobado que es de interés ✅

Biennnnnn, redoble de tambores y mariposas en el estómago. ¿Y ahora qué?

Pues nada, montas el curso, lo vendes y sales catapultada hasta el infinito y más allá. Pisando fuerte, estás on fire… ¡Este va a ser tu año!

Si me conoces, sabrás que estaba bromeando. Si no me conoces, te explico: todo ok hasta las mariposas en el estómago. El resto: fake.

El siguiente paso es validar tu curso creando una versión mínima viable (también conocida como fase beta).

 

¿Que es una versión mínima viable?

 

Es la primera versión de tu curso. Tiene lo justo y necesario para funcionar sin grandes montajes ni diseños espectaculares.

Imagina tu curso como un esqueleto que deberás rellenar con lo que tu cliente ideal necesita para conseguir lo que prometes ¿Me explico? El esqueleto es la base, la estructura sobre la que se sustenta todo el sistema. Sin esqueleto, no hay curso.

No te preocupes si no tienes las mejores diapos, ni el mejor micro, ni la mejor cámara, ni el mejor diseño… ¡Ojo! No estoy diciendo que no sean importantes.  Lo que intento decirte es que cada etapa tiene lo suyo y hay que establecer prioridades.

En esta etapa el contenido tiene más peso que el continente. El resto irá llegando con el tiempo.


RECUERDA: si estás interesada en participar en la versión mínima viable de CREA TU CURSO ONLINE, suscríbete a la lista de espera AQUÍ y descarga la guía para ir haciendo boca…


 

¿Por qué es importante crear una versión mínima viable?

 

Porque te dará feedback real y podrás mejorar el curso en base a las opiniones de alumnos reales. 

Lo más importante es empezar y poner el mecanismo en marcha. 

¿Te da miedo la cámara? Pues la única forma que tienes de superar el miedo es coger el toro por los cuernos, ponerle un par (de lo sea) y darle a grabar.

¿Te cuesta mostrarte? Más de lo mismo. Empieza asomando la cabecita, practica, mejora y, a medida que vayas haciendo camino, todo ira saliendo cada vez mejor. La práctica hace al maestro. Comprométete poniendo una fecha en el calendario y deja de procrastinar. 

¿Qué pasa si te equivocas? Nada. Somos humanas y estamos aprendiendo ¿no? Yo prefiero 1000 veces los vídeos naturales de personas de carne y hueso. No somos perfectas, la perfección no existe y siempre habrá algo que mejorar. No problem. 

¿Y si no consigues explicarte todo lo bien que te gustaría? Tampoco pasa nada. Si algo no queda claro ya te lo dirán. ¿Acaso crees que se irán a la plaza del pueblo a ponerte verde en plan vieja del visillo? Lo dudo mucho.

¿No tienes tiempo? Búscalo debajo de las piedras si es necesario. Trabaja sin prisa, pero sin pausa. No te agobies porque entonces te bloquearás. Relájate y disfruta. Menudo reto, ¿no crees?

¿La tecnología te da repelús? Busca opciones hasta encontrar lo que más se ajusta a tus necesidades o delega. No hay más.

 

¿Por qué la versión mínima viable de tu curso es un win-win para todos?

 

Lo dicho. Porque te dará feedback del bueno y te permitirá trabajar con información 100% fiable. 

Porque tus alumnos tendrán la posibilidad de participar en el proceso de validación y tendrán un curso hecho a medida.  Además, si les das acceso de por vida, tendrán un supercurso (en su versión final) a un precio simbólico.

Hay más, pero quiero que te quedes con lo más importante. 

Y ya para acabar, quiero compartir un pasaje de Knowmads de Raquel Roca. Es un libro que he descubierto hace poco y que pone palabras a mucho de mis pensamientos. Comparto cada punto y cada coma. ¿Qué te parece?

Como decía Warren Buffet, tercera fortuna del mundo, el truco está en ir avanzando paso a paso. En efecto, “al empezar sin prisas -explica Butler- usted está respetando las leyes inmutables del crecimiento y el tiempo”.

 

Porque, aunque se den casos y sean los que están de moda, el 99,9% de nosotros no alcanzamos la cresta de la ola de un día para otro, sino que necesitamos – y está bien que así sea – más tiempo para concebir, crear y mantener el éxito deseado”.

Amén. Fin.

Si te ha gustado, deja un comentario y compártelo en tus redes sociales. Me harás muy feliz y me ayudarás con el posicionamiento.

Suscríbete y recibirás 1 email quincenal (más o menos) con las novedades del blog y, de vez en cuando, alguna que otra cosilla exclusiva para suscriptoras… ¡Gracias! 

Pin It on Pinterest

Share This